Las semillas de Saeta

Las semillas de Saeta

Juan David Páez (foto) es uno de los proyectos del líder de la Copa Postobón de Microfútbol. Steven Pardo, Stephano Sánchez y Diego Alejandro Rubio, lo acompañan en su aventura.
Las semillas de Saeta

Son muchas las satisfacciones que se experimentan por estos días en las huestes de Saeta Chocolates Felicci. Primero, el buen rendimiento del equipo que lo tiene en la cima de la Copa Postobón de Microfútbol como único puntero, desplegando un juego vistoso y un gran espectáculo para el público. De otro lado,  la confirmación de su filosofía como club, que consiste en promocionar  jugadores de su escuela de formación y que han cumplido todo el proceso con la entidad.

Muestra de ello es la aparición en escena de Juan David Páez Sánchez, un joven bogotano, que con apenas 17 años, ya hace parte de la plantilla profesional,  fue la gran figura del equipo el fin de semana pasado en Cartagena al marcar dos goles en la victoria  4.- 2 frente a los Rinocerontes.

“Juananí ” como le dicen sus amigos, es un joven estudiante de  primer semestre de ingeniería industrial en la Universidad Central.  Nacido en la ciudad de Bogotá, habita en el barrio Bosa La Libertad y ha hecho todo el proceso de formación con el Club Saeta. A nivel amateur  ha sido campeón de varios torneos que se juegan en la capital del país, y ahora en el 2011,  hace parte de la plantilla profesional. Sus fortalezas son: la madurez que muestra en el momento de enfrentar los partidos, tácticamente es un jugador muy aplicado, sumado al gran potencial físico, propio de un  ”pelao” de su edad.

Así mismo, hacen parte del grupo de juveniles  Steven Pardo de 20 años, Stephano Sánchez de 19 y  Diego Alejandro Rubio de 17, quienes están pidiendo pista en la titular y que cada vez que hacen parte de algún encuentro, dejan ver sus condiciones técnicas, tácticas y el poder atlético que poseen.

Pero todo esto no es casualidad, es el resultado de un proceso de tres años como equipo profesional y de la experiencia adquirida desde 1982, el año de su fundación. Saeta tiene asegurado un futuro prometedor en el “micro” profesional, ya que tal vez es el único club en Colombia con esta filosofía y que está dando resultados.

Cortesía Fernando Londoño - Jefe de Prensa Club Saeta

CopaPostobonMicrofutbol.com