El ‘Pantalonudo’, el hombre del micro

El ‘Pantalonudo’, el hombre del micro

Jaime Arroyave, el popular "Pantalonudo", fue el hombre que trajo el fútbol de salón a Colombia en 1966. Ahora vislumbra más triunfos del microfútbol colombiano.
El ‘Pantalonudo’, el hombre del micro

"Hace ya bastante que estamos en estas lides del microfútbol, lo trajimos en 1966. Por esa época estaba en Millonarios, una historia importante para mí, porque hubo éxito en los equipos que dirigí; en los jugadores que tuve en las escuelas de Millonarios y en el fútbol de salón, que hoy está tan posicionado. Todo esto sumado a la gran labor de Manuel Sánchez, que es el actual presidente de la Federación", así se refiere don Jaime Arroyave a la llegada y crecimiento del fútbol de salón al país, en el que él ha sido protagonista de primer orden.
El progreso del microfútbol en Colombia y que lo lleva a ser uno de los deportes más populares, ya que en casi todo lugar hay una cancha de micro lo expresa de la siguiente manera: “En 1966 no había una sola cancha de microfútbol, hoy hay millones de canchas en todo el país. Es muy sencillo, es un deporte donde se recrea sanamente en espacio reducido, es un deporte que tiene menos costos. Cada día los espacios verdes, los campos para fútbol se agotan porque estos desaparecen para darle paso a una urbanización o construcción, entonces, se ve que estos edificios planean una cancha múltiple, pero múltiple es un decir porque se juega más micro que básquetbol o voleibol. Es más fácil el micro, un niño de 5 o 6 años cuando ve una tapita por instinto la patea. Además esta reducción del espacio para el fútbol ha sido beneficiosa para el fútbol de salón, el niño jugará cerca a su casa, en su mismo conjunto, en cambio para jugar fútbol se hace necesario ir a otro municipio cercano”.
¿Estamos en la recta final de los campeonatos (masculino y femenino), cómo ve lo que viene?
“Ya somos campeones por todos lados, en Noviembre vamos a ser campeones en la rama femenina y quiero señalar que si no es por Postobón estos campeonatos no existirían, esto se debe a que el doctor García nos ha colaborado con todo esto. Muchas gracias y los invito a ver micro”.
 
Por: Martín Emilio Romero Baquero
Copa Postobón de Microfútbol – Bogotá